BIOESTIMULACIÓN FACIAL

La bioestimulación facial es un proceso  consistente en la “regeneración” o “reparación” de los tejidos mediante la activación de los fibroblastos (células del tejido conjuntivo que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico), gracias a la acción de los factores de crecimiento (fc).
Los factores del crecimiento son pequeños fragmentos de proteínas biológicamente activas del grupo de las citoquinas, que activan diversas funciones de las células para desarrollar procesos de regeneración y reparación de los tejidos.

 

Los factores de crecimiento regulan la remodelación de la piel y, por tanto, juegan un papel de gran importancia en el aspecto de la misma, disminuyendo con la edad su producción y perdiendo actividad.

Mediante la obtención de los FC de la sangre del paciente hemos podido realizar un procedimiento con el que se logra una mejoría de la piel y tejidos adyacentes de tal manera que se ha avanzado en el tratamiento del envejecimiento de una forma relativamente sencilla y eficaz.